SEDEQUÍAS EL REY MALO

RESUMEN: Estaba escuchando un audio del Libro de Mormón en una noche, y cuando escuche que Lehí había vivido en Jerusalén, justo cuando el rey Sedequías reinaba, sentí un impresión fuerte de conocer mas de este controversial rey. Además quería saber porque Jerusalén se encontraba en peligro de ser destruida. Me pregunté; ¿cómo era el comportamiento del rey en ese momento y que tan malvado era como para llevar a Jerusalén a la destrucción?. Me surgieron muchas dudas que antes no había tenido.
Aún mas, pensé:¿para que me sirve conocer los hechos históricos de Sedequías?
 
Las preguntas iniciales me llevaron a investigar y encontré que Sedequías fue el nombre que el rey babilónico Nabucodonosor le puso al que también fue su vasallo. Su nombre original era Matanias.  El significado del nombre Sedequías que encontré es el de “Yahveh  es mi rectitud”, o algunos dicen “Yahveh es mi justicia” . 
Quizá en el año 597 a.C. fue cuando empezó a gobernar.
 
Mas o menos en el año 600 a.C. (en total coherencia con la Biblia), 1 Nefi:13 señala que Jerusalén iba ser destruida y que algunos perecerían por la espada, y que muchos serían llevados cautivos a Babilonia. Las palabras “Jerusalén”, “espada” y “cautivo” me dejaron pensando mucho, así que una lectura cuidadosa de los textos sagrados dejaron una enseñanza eterna para mi. Les explico porque.
 
Sedequías fue el último rey judío que vivió muy alejado de Dios . Este alejamiento hacia que los profetas de su época fueran apedreados y asesinados por invitar a la gente al arrepentimiento. Justo ahí, el Libro de Mormón menciona que Lehi (uno de los profetas de Dios de esa época), también hablaba del arrepentimiento, del Mesías, y de abandonar sus abominaciones, pero nada lograba, solo enfurecía a la gente que incluso deseaban matarlo también. (1 Nefi 1:20).
Sedequías fue un hombre malo. Fue llamado como rey a la edad de 21 años, hacia lo incorrecto e ignoraba los consejos de los profetas, principalmente el del profeta Jeremías (Jer. 34:3).
Siendo inicua la cabeza, todos los demás también lo eran, el comportamiento de los sacerdotes era inapropiado y con esto prevaleció la maldad en Jerusalén.
 
En este contexto, el rey de los caldeos toma la ciudad y mata a espada a los jóvenes de la ciudad, de manera implacable asesina también a niños y ancianos, no perdonando nada ni nadie. Profanan el templo y roban sus utensilios, lo mismo pasa con los tesoros del rey. Se llevan el botín a Babilonia.
 
¡Cuánta razón tenía Lehi!. ¡Que bien encaja lo dicho en el Libro de Mormón con lo escrito en la Biblia!.
La obediencia de Lehí de salir de Jerusalén, salvó la vida de él, de su familia y de los que le habían creído. El salvó a su familia de una muerte real, no solo eso, sino que por su fe  y obediencia fue una bendición para las posteriores generaciones, tal como nosotros, sus descendientes.
 
La historia del Rey Sedequías es horrorosa, triste, muy fea. Sus pecados fueron muchos, pagó bastante caro su alejamiento de Dios y los profetas, con horror fue testigo de la muerte de sus hijos por degollamiento. Por si fuera poco le sacaron los ojos y ciego lo llevaron a su encarcelamiento en Babilonia, inclusive hasta el fin de sus días.
 
Cuando uno lee las malas acciones del rey, cuando nos enteramos de sus vilezas y pecados, podríamos pensar cosas como; ¡Que mal estuvo Sedequías!, ¿por qué no habría escuchado a los profetas?, ¿por qué se alejo de los estatutos de su religión, y de su Dios?, y así podríamos estar preguntándonos cosas como estas.
Sin embargo, el punto central, y  lo que les quiero compartir es lo siguiente: 
¿De que me serviría leer un relato “histórico” de un Libro Sagrado?, ¿Cuál sería la finalidad de leer esta narración?.
Parece ser que cuando leemos una historia similar, creemos que la escritura se refiere a “otros”. Decimos; ¡que mal estuvo Sedequías!, ¡eso no debió hacer!, y cosas similares.
 
El punto fino de las enseñanzas canónicas está en hacer mía esa experiencia aprendida. Es muy posible que en este mismo momento mi vida este igual o peor que Sedequías, o bien que este en vías de tener una vida como la de él. Es posible que no este viendo mi interior y solo veo el exterior, eso que no me compromete ni me responsabiliza de nada.
 
Ahora les diré la enseñanza que me dejó la investigación: La iniquidad nos destruye (destruye nuestro templo), hacemos daño a nuestra familia (por espada), sin arrepentimiento tenemos ceguedad, la ceguedad nos hace cautivos, el cautiverio nos lleva a la muerte.
¡Que tesoro tan hermoso!. Observen que es el mismo proceso que vivió Sedequías.
 
Aun mas. Lehi en el Libro de Mormón, nos advierte de lo mismo que se le dijo a Sedequías: 
Voy a parafrasear lo escrito en 1 Nefi 1:13 
 
“…¡Ay, ay de ti, Pepe, María, Lalo, porque he visto tus abominaciones…” , y si no se arrepienten , “…perecerían por la espada y muchos serian llevados cautivos a Babilonia ”.
 
La misma enseñanza bíblica está en el Libro de Mormón. Incluso observamos que Lehi estaba perfectamente enterado de la profecía relacionada a Sedequías.
 
¡Y por supuesto la escritura nos está hablando a “nosotros mismos”, no se refiere a nadie mas!. 
 
CONCLUSIONES.
Dentro de lo mas destacado para mi está lo siguiente: 
La Biblia es la palabra de Dios, contiene narraciones con enseñanzas muy profundas. El Libro de Mormón, en este caso, encaja perfectamente con la Biblia. 
Claro ejemplo es la historia narrada del Rey Sedequías y las palabras que cita Lehi en el Libro de Mormón.
 
Lo que al parecer es una reseña histórica de Sedequías, en realidad es un experiencia personal con el objetivo de advertirnos de las consecuencias del pecado.
La secuencia de lo hechos trágicos de Sedequías es increíblemente progresiva: Desobediencia, destrucción de nuestro propio templo, daños colaterales (muerte por espada a sus hijos), ceguedad, cautiverio.
 
Es digno de rescatarse lo escrito en el Libro de Mormón: Después de que Lehi advierte que debemos arrepentirnos, y de citar lo que pasó en Jerusalén con Sedequías como rey. Después de esto, vienen las palabras sabias, el bálsamo para el alma, las palabras de Nefi:
 
 “…Pero he aquí yo os mostraré que las entrañables misericordias del Señor se extienden sobre todos aquellos que a causa de su fe, él ha escogido para fortalecerlos, sí, hasta tener el poder de librarse”.  
 
Lo que le faltó a Sedequías fue arrepentirse a fin de que las “entrañables misericordias del Señor” hicieran efecto en él. No escuchó a los profetas.
Pero no olvidemos, en el fondo las palabras no están dirigidas a Sedequías, ¡son para nosotros!. 
¿No es esto tener poder a través de la lectura cuidadosa, de los Libros sagrados?

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

La palabra “Meshico” (Mexico), significa “Lugar del Mesías”

Es muy interesante el significado de la palabra “México”. Para llegar a tener una idea de todo lo que se ha dicho al respecto deseo compartirles algunas ideas que han surgido a través de los tiempos.
 
Sin duda una de las que más me han llamado la atención es la de Fray Servando Teresa de Mier, Jesuita de la época de la Independencia de México,  en su “Carta de despedida a los mexicanos”, (que se encuentra en internet), nos muestra una posible señal de que CRISTO ERA CONOCIDO EN NUESTRO PAÍS DE MÉXICO.
El libro de Mormón señala que después de su resurrección Cristo vino al continente americano y mientras estuvo organizó su iglesia con apóstoles como había sucedido en Jerusalén.
 
No es de extrañarse entonces que “El Mesías”, haya sido conocido en las culturas prehispánicas de América precolombina, incluso se se puede inferir que específicamente en nuestro país se le conoció ampliamente.


El nombre México de origen náhuatl es bastante interesante.
A continuación les dejo una reseña del documento de Fray Servando:
 
“Cuando los conquistadores españoles transcribieron el idioma de los mexicas lo hicieron siguiendo las reglas del idioma castellano de la época. La lengua náhuatl tiene un sonido /sh/ (como shop en inglés o cheval en francés) y fue representado en castellano con la letra x, tal como se hacía entonces. En el castellano del siglo XVII este sonido pasó a pronunciarse como “j”, de modo que en la reforma ortográfica de 1815 los vocablos escritos con x pero pronunciados con “j” pasaron a escribirse con j y así tenemos que Mexico se escribió Méjico”.
 
Sin embargo la palabra México, al escribirse con “x” se debía pronunciar MESHICO, y pronunciada así significaría MESHI=Mesías y CO=Lugar, esto es, “Lugar del Mesías”.
Cobra mucha relevancia, que un jesuita en 1815 haya dicho que los mexicanos de esa época sabían que Cristo había visitado América después de su resurrección. Comentario importantísimo porque la Iglesia SUD aún no se restauraba sino hasta 1820,  y mucho menos se sabía que el Libro de Mormón hablaba en el libro de 3 Nefi. que Cristo visitó las Américas.
Un dato que cobra relevancia en este momento es que el país de México era mucho mas extenso que lo que es en la actualidad. El país abarcaba desde Utah hasta Nicaragua. Lo que quiero decir es que México era gran parte de América y en todo ese territorio, incluyendo Utah se le conoció como la tierra o “El Lugar del Mesías”
 
Así que en resumen, gracias a Fray Servando Teresa de Mier, podemos saber que uno de los significados de la palabra “México” está relacionada al libro de Mormón, pues este sagrado Libro menciona que Cristo visitó América después de su resurrección.

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

EL OBSERVATORIO DEL TEMPLO DE LAGO SALADO Y LOS OBSERVATORIOS DEL MÉXICO PREHISPÁNICO.

EL OBSERVATORIO DEL TEMPLO DE LAGO SALADO Y LOS OBSERVATORIOS DEL MÉXICO PREHISPÁNICO.

En la antigüedad, específicamente en la época prehispánica, hubo templos que fueron lugares muy sagrados, centros religiosos que tuvieron la función de adquirir conocimientos además de la realización de ritos u ordenanzas . En nuestro país, dichos templos se llamaron Zacualli o Teocalli. lo cual significa “Casa de Dios”. A esos templos les conocemos comúnmente como ruinas o zonas arqueológicas.
Un dato interesante es que la religión y la astronomía estaban muy unidos, ambas cosas; ciencia y religión, se complementaban en la sabiduría integral de nuestros antepasados. Entre los años 600 y 850 D.C. aprox. los mayas de Chiche-Itza construyeron en su templo un portento de la arquitectura, hicieron un maravilloso observatorio, hoy se conoce como “el caracol”. Tenía como finalidad principal observar al planeta Venus, astro con el que comparaban a Kukulcán, el dios Blanco y barbado. Este dios en el centro de México fue llamado Quetzalcoatl, en el ámbito cristiano se llamó Jesucristo. Pues bien, Él era tema de enseñanza religiosa y de observaciones astronómicas frecuentes e el mundo Mesoamericano.(Foto 1. Observatorio del Templo de Chichen-Itzá).
Los astrónomos antiguos eran vistos dentro de una connotación religiosa importante; eran sabios que trataban asuntos entre la ciencia y la espiritualidad y así fundamentaban la llamada visión cosmogónica prehispánica. Los astrónomos por lo tanto eran sacerdotes (religión) y sabios (ciencia).
Los antiguos mexicanos tenían una visión muy distinta de la ciencia y la religión, mientras en la cultura occidental una no tiene nada que ver con la otra. Para los antiguos pobladores de estas tierras, la ciencia y la espiritualidad se complementaban. (Foto 2. Observador del cielo).
Los templos por su origen eran de dos formas; los templos naturales, que podían ser elevaciones como los cerros y las montañas. ejemplo el Popocatépetl, El Tepozteco y el Citlaltépetl. Magníficos lugares para hacer cálculos astronómicos y aprender de espiritualidad. Y por otra parte habían los templos construidos por el hombre, tales como Chichen-Itzá, Uxmal, Templo Mayor, Mitla, El Tajín, etc, templos donde se construían observatorios para llevar el registro de los ciclos planetarios.
 
Ambos tipos de templos se construían, (salvo pocas excepciones), en lugares altos y abiertos donde se podía ver el cielo claramente. Un ejemplo clásico de lo anterior fue Xochicalco, en el estado actual de Morelos, donde los sacerdotes de distintas regiones de América se reunían para ajustar el tiempo de vez en cuando a fin de llevar las cuentas correctas de sus 3 calendarios (Foto 3. Xochicalco).

Pues bien, en la época que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, estaba construyendo el templo de Lago Salado (1853-1893), también había un observatorio, era igual en su objetivo al de los templos prehispánicos, sirvió para estudiar las constelaciones y para adquirir conocimiento de los planetas y las estrellas.(Foto 4. Observatorio en el Templo de Lago Salado).

El observatorio de la iglesia estuvo en la esquina sureste del Templo de Lago Salado, dicho observatorio tenia como investigador al apóstol Orson Pratt, quien se interesaba mucho en observar al cielo y específicamente conocer, como dijimos, de los planetas y otras creaciones de Dios. Elder Pratt, se distinguió por ser un hombre entendido en la doctrina y en la ciencia en general (Foto 5. Orson Pratt).

El investigador y erudito SUD, Terry L Givens, (a quien recomiendo leer sus escritos ampliamente), en su estudio titulado “By Study and also by Faith”, menciona respecto al observatorio que estuvo a un lado del templo de Lago Salado: “el templo y el observatorio son portentosos símbolos físicos de la adquisición de conocimiento tanto por el estudio como por la fe. Por lo que la ciencia y la fe pueden apoyarse para adquirir mayor conocimiento”. (D. y C. 88: 118).

La mayor admiración que tengo es reafirmar que los templos antiguos prehispánicos de México, contaban con observatorios dentro de sus templos, que les servían para conocer de astronomía, de las revoluciones de los planetas, de la cuenta de los años y que también junto con la religión se conjuntaban y se unían (ciencia y religión) para tener una mayor conocimiento de las cosas.

Asombroso es saber que hubo un observatorio en la edificación del templo de Lago Salado, pero honestamente también sorprende saber que en el México Prehispánico, era costumbre tener observatorios en los templos desde tiempos inmemorables.

Una vez mas los lazos de los acontecimientos de nuestra iglesia, los temas del Libro de Mormón y nuestra historia, se vuelve a enlazar.

Es importante recordar que en el año 588 a.C. aprox. Nefi menciona que en la Tierra Prometida (América) edificó un templo, según el modelo de Salomón (2 Nefi 5:16), lo cual es importante tomarlo en cuenta como un antiguo registro, pues significa que efectivamente habían templos en el continente americano y por otra parte, en el mismo Libro de Mormón, se menciona que llevaban las cuentas de los días, que observaban los cielos y llevaban registros de ellos. Por lo tanto y como consecuencia, Alma sabía (en el año 74 a.C. aprox.) que “todos los planetas se mueven en su orden regular”, como lo registra El Libro de Mormón (Alma 30:44).
Aquí tenemos una vez mas interesantes analogías entre el Libro de Mormón, el Templo de Lago Salado y los templos prehispánicos de México.
 
En resumen: Ciencia y fe (observatorios y templos), se unieron y sirvieron para adquirir mas conocimiento acerca de las creaciones del mas alto Dios, Nuestro Padre Celestial.

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

BARBUDOS EN MESOAMÉRICA

Es muy interesante ver detenidamente rostros de la época prehispánica con barba. Parece que a muchos se les ha pasado ver las características de las culturas mesoamericanas. Tengo la impresión que dan por igual todos los rostros, o mejor dicho como que las características de la cara no tiene importancia para sus investigaciones.

Para mi ver los rasgos faciales de cada cultura me da mucha información, y me confirma que en la América antigua existieron diversas razas, no se muy bien de donde, no sé con exactitud y dudo que alguien lo sepa, pero lo que si es evidente es que son diversas.

He leído libros y artículos muy interesantes de Sorenson (Codex Mormon), he leído el magnífico blog de Magleby (Book of Mormon Resources), por supuesto que leí el libro de Alexander Von Wuthenau (América Crisol de las razas del mundo), y todos ellos mencionan que en éste continente americano hubo variadas razas ; negras, blancas, asiáticas, etc.

Mi interesa en este espacio la característica de los rostros con barba y/o bigote.

Hace años cuando estaba en la escuela primaria, mi maestro remarcaba la idea de que antes de la llegada de los españoles a este continente, no había personas que tuvieran barba y bigote. Generalizaban diciendo que la gente originaria era lampiña.

No se cuanto tiempo escuche cosas semejantes, pero al pasar el tiempo, y como dije al inicio, haciendo un análisis mas o menos cuidadoso, nos podemos dar cuenta que es bastante diferente un rostro maya a un rostro olmeca, un azteca a u totonaco, por citar algunos ejemplos.

Aquí muestro algunas fotografías donde podrán observar que todos ellos tienen barba y algunos bigotes. Pero por favor, no vaya a decir que lo que se ve como barba son « extensiones » o aditamentos que se ponían en la barba. No, de ninguna manera fue así, los mismos cronistas españoles citaban que entre los « indios », había quien tenía barba.

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

HUESOS DE CABALLO DE LA ÉPOCA PREHISPÁNICA EN SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO

HUESOS DE CABALLO DE LA ÉPOCA PREHISPÁNICA EN SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO

Recientemente estuvimos con el Dr. Miller en El Cedral, San Luis Potosí, una comunidad muy cerca de Matehuala. Daniel Smith, un compañero de la Fundación vino a documentar los trabajos del Dr. Miller y Rosario Gómez su asistente, respecto a los huesos de caballo encontrados en El Cedral San Luis Potosí, ya que se encontró una mandíbula de la especie de Equus Mexicanus, que es un caballo originario de América específicamente de México y los restos fueron analizados científicamente arrojando datos muy interesantes. Cabe aclarar que nos son los únicos restos de caballos en México, se han hallado huesos en mas partes de la república, tales como Estado de México, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Oaxaca y Villaflores Chiapas.
(Dr. Miller, Daniel Smith y Prof. Javier Tovar)

En el sitio donde se hallaron los huesos de caballo, 10 años antes se encontraron los colmillos de un mamut, éstos se encuentran resguardados en un Museo Particular muy cerca de Matehuala San luis potosí. Otros huesos se han encontrado: conejo, coyote, venado.

(Mandíbula de caballo encontrada en El Cedral)

El lugar donde se hallaron estos restos fósiles se encuentran en lo que fue un bebedero o un ojo de agua. A través de los capas estratigráficas puede verse que en el lugar han pasado muchas etapas que fueron visitadas por una diversidad de animales como fuente de sustento.

(Zona de excavación)

El Dr. Wade Mller de la Universidad de BYU, tratará de demostrar que el Equus Mexicanus del Pleistoceno (10,000 a.C.) no se extinguió en su totalidad y que permaneció en el continente americano incluso hasta la época prehispánica.

(Dr. Wade Miller)

El trabajo del Dr Miller consta de una serie de huesos encontrados en El Cedral que constan de un cráneo y costillas que fueron sometidos a pruebas de carbono 14 (2), el cual le ha dado fechas muy recientes en comparación a las que siempre se les daba. Los laboratorios Beta Analytics fueron los encargados del fechamiento. Pues bien, después de los resultados y las opiniones de los expertos en la materia, el Dr. Miller presentará en el mes de diciembre sus resultados.

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

HOMBRES BARBADOS EN LA ÉPOCA PREHISPÁNICA

Mucho se enseñó que los hombres barbados no existían en México sino hasta la llegada de los españoles. Eso ademas de no ser cierto, la evidencia señala que en el continente americano , aparte de existir hombres de barba, éstas tierras estaban llenas de culturas de todas partes del mundo; chinos,  fenicios, judiós, vikingos, etc.
 
Tatiana Proskouriakoff, una destacada historiadora de arte mesoamericana, publicó un artículo en 1968 en el que reconocía a las figuras barbudas del Preclásico en la escultura de La Venta (Tardío Olmeca) como “extranjeros barbudos”. La evidencia arqueológica asi lo documenta:
 
Hay muchas evidencias arqueológicas de hombres barbados, y no solo eso, sino de tipo de razas diferentes. vean el personaje de la Figura 1.
DescripcFigura 1. Barbado de Monte Albán, Clásico Tardío.ión de la imágen
Kirk Magleby en un artículo de FARMS hizo un análisis estadístico de más de 230 figuras con barba en el arte mesoamericano y encontró una distribución notablemente uniforme en toda esta área de alta civilización. Aunque las cifras con barba datan de todos los períodos de tiempo, Magleby descubrió que eran más frecuentes durante los tiempos del Libro de Mormón antes del año 300 DC, y se volvieron relativamente raras por los tiempos de contacto españoles.
 
Aquí la Figura 2. Un ejemplo, esta pieza de jade de la cultura Olmeca, localizado en Puebla, muestra una persona negra barbada, por lo que asumimos que es de origen africano. Lo importante recalcar es que es del año 2,000 antes de Cristo.
Figura 2. Barbado Olmeca. Puebla. Preclásico

Ahora vean la Figura 3. Se trata de la “Cabeza Romana”, encontrada por Garcia Payón en la década de los 50s cerca de Toluca Edo. Mex. Esta cabecita que ha sido muy controvertida, esta fechada en épocas antes de Cristo también.

Figura 3. Cabeza de Tecaxic-Cañixtlahuaca, Toluca. Preclásico.

En Comalcalco, Tabasco, la cultura maya también tiene personajes con barba, tal es el ejemplo de esta cabecita de barro donde se aprecia perfectamente la barba. En este caso, las facciones de la persona es diferente a las anteriores. Por supuesto que es de la época Preclásica. Figura 4.

Figura 4 Comalcalco. Clásico Tardío.( 400-1000 d.C.)

Me halaga encontrar mas evidencias de barbados en Mesoamérica. En Cheguigo Oaxaca se hallaron dos figuras de barro con una barba bastante abultada. Me quedé asombrado porque es muy clara esta característica. No sabemos la fecha pero por el contexto arqueológico del lugar, sabemos que son prehispánicas, sin lugar a dudas. Figuras 5 y 6.

Por supuesto que son muchas las evidencias de hombres con barba y bigote en América. Especialmente en Mesoamérica hay muchos académicos que han mostrado la evidencia arqueológica de ello. Por lo que no cabe duda que mas bien parece que la barba era el común y no la excepción en la gente antigua. Figura 7 y 8.

LOS NEFITAS NO ESTABAN SOLOS CUANDO LLEGARON A LA TIERRA PROMETIDA.

Ahora, dando un giro al tema, pero relacionado, deseo compartir dos cosas respecto al Libro de Mormón, la gente que vino a la Tierra Prometida, era gente barbada, pues recordemos que Lehi y sus hijos, habían heredado genéticamente la barba, característica de la gente judía.
 
Lo que debe quedar claro, aparte de saber que existieron hombres con barba antes de la llegada de los españoles a América, es que, Lehíi y su familia (nefitas y lamanitas), no fueron los primeros en llegar a esta continente. Ya documentamos aquí que desde el Preclásico (2,000 a.C.al 200 d.C. aprox.), hay muchas culturas, incluso algunos de ellos que tienen hombres barbados.

VIDEO. HOMBRES BARBADOS EN LA ÉPOCA PREHISPÁNICA

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

¿QUÉ CONTIENE EL LIBRO DE MORMÓN?

1. Para empezar, debemos decir que es un Libro sagrado que narra la visita de Jesucristo a América después de su resurrección.

2. Es un texto que explica con claridad la expiación de Jesucristo por nosotros.

3. Relata enseñanzas de Jesucristo a la gente de América.

4. Sirve para recibir guía en esta vida.

5. Testifica del amor y la misericordia de Dios por Sus hijos.

6. Es un Libro que relata historias reales con personajes reales.

7. Al igual que la Biblia, El Libro de Mormón, es otro testamento de Jesucristo.

8. El Libro está compuesto de varias fuentes: Las planchas de bronce, las planchas de Éter, Las planchas mayores, las planchas menores, y las planchas de Mormón.

9. Es la historia de tres grupos del viejo mundo que por mandato divino vinieron al continente americanos en tres migraciones diferentes: Jareditas, Nefita y Mulekitas.

10. Se llama libro de mormón porque en la antigüedad Dios llamó a un profeta llamado Mormón para que recopilara, resumiera y escribiera la historia de su pueblo en América en planchas de metal.

A DETALLE:

Uno: Después de su crucifixión en Jerusalén, Jesucristo fue sepultado para después resucitar. En ese momento vino a América a organizar su Iglesia. Jesús enseñó a sus discípulos: “También tengo otras ovejas que no son de este redil” (Juan 10:16). Está escrito en el Libro de Mormón que cuando Cristo estuvo en América visitó a los nefitas y les comentó que ellos estaban entre las “otras ovejas” que deberían ser traídas al redil (3 Nefi 15:21).

Dos: El Sagrado Libro se refiere a la expiación con mucha claridad cuando dice: “Pues he aquí, y también su sangre expía los pecados de aquellos que han caído por la transgresión de Adán, que han muerto sin saber la voluntad de Dios concerniente a ellos, o que han pecado por ignorancia”. (Mosíah 3:11).

Tres: El Libro de Mormón enseña muchos principios eternos, contesta preguntas como: 

• ¿Hay vida después de la muerte?

• ¿Qué nos espera del otro lado?

• ¿Cuál es el propósito de la vida?

• ¿Cómo puedo encontrar felicidad y paz ahora?

• ¿Me conoce Dios y escucha mis oraciones?

Cuatro: El Libro de Mormón es nuestra guía segura en el camino de regreso a nuestro hogar con Dios. José Smith dijo: “Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercara más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro”.

Cinco: En todo el Libro encontramos consejos de profetas americanos que nos persuade a creer en Cristo y a sentir el amor infinito de nuestro Padre Celestial. “…porque toda cosa que invita a hacer lo bueno, y persuade a creer en Cristo, es enviada por el poder y el don de Cristo, por lo que sabréis, con un conocimiento perfecto, que es de Dios”.

Seis: En efecto, los hechos del Libro de Mormón realmente sucedieron, no fueron mitos o leyendas, igualmente los personajes del Libro fueron personas reales, que vivieron en este mundo. Esta es una característica muy importante del Sagrado Libro.

Siete: En todo momento, en cada página, encontramos que El Libro de Mormón habla de Cristo, El profeta Benson declaró que “Gran parte del mundo cristiano actual rechaza la divinidad del Salvador, pone en tela de juicio Su nacimiento milagroso, Su vida perfecta y la realidad de Su gloriosa resurrección. El Libro de Mormón enseña en términos claros e inequívocos la autenticidad de tales hechos.

Ocho: El Libro de mormón se compone de las Planchas de Mormón que tiene 4 fuentes principales: 

a. Las Planchas mayores que contenían; el Libro de Lehi, Mosíah, Alma, Helamán, 3 Nefi y 4 Nefi. 

b. Las planchas Menores que contenían 1 Nefi, 2 Nefi, Jacob, Enós, Jarom y Omni. 

c. Las planchas de Éter fueron 24 planchas que contenían la historia de los jareditas.

d. Las planchas de Bronce que contenían los 5 Libros de Moisés de la Biblia  , La historia de los judíos desde el reinado de Sedequías, la genealogía de los padres de Lehi, y profecías de profetas como Isaías, Jeremías, Zenón etc, y Palabras de Mormón que son escritas de Mormón que incluyó en el Libro.

Nueve: El Libro narra tres migraciones que salieron de Medio Oriente a las Américas: L

• La primer migraciones salió en el año 2,000 a.c. aprox. después de la confusión de lenguas en Babilonia, se llamaron “Jareditas”.

• El segundo grupo salió de Jerusalén a este continente en el ala 600 a.C. aproximadamente, se le llamó “Nefitas”.

• Y el tercer grupo también salió de Jerusalén después del año 600 antes de cristo, se le llamó “Mulekitas”.

 

Diez: Mormón fue el profeta que Dios llamó para la recopilación de los registros, por esa razón lleva su nombre.

CONCLUSIÓN:
Jose Smith fue visitado por el Padre y el Hijo y eso dio inicio a eventos de la Restauración de la Iglesia.  
Posteriormente un ángel llamado Moroni le dijo donde estaban ocultas las planchas de oro, que a la postre fue el Libro de Mormón.
Dicho Libro narra hechos reales del pasado aplicables para nuestros días. 
Dentro lo más importante podemos decir que El Sagrado Libro enseña que la Salvación viene por medio de Jesucristo. 
Las planchas que compilo el profeta llamado Mormón, fueron traducidas a nuestro idioma por José Smith por el poder y don De Dios.

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

UN HOMBRE LLAMADO ISMAEL, ENTERRADO EN NAHOM

Se acaba de publicar un hallazgo sensacional referente al Libro de Mormón. Neal Rappleye investigó en relación con una estatuilla pequeña, que tiene grabados unos caracteres antiguos y que dice en idioma árabe antiguo “Yasmail”, que en hebreo es Ismael.

Lo sensacional del caso es que dicha estatuilla se halló en el área geográfica de Nahom, un lugar muy destacado porque fue el sitio donde el Libro de Mormón menciona que se enterró a Ismael, consuegro de Lehí.

(Estela YM27966, el nombre de "Yasmail" [Ismael] en escritura árabe antigua).

A menudo nuestra iglesia es atacada por personas que no son miembros de nuestra fe, porque dicen que el Libro de Mormón es una novela que contiene datos inexactos e inexistentes.

La iglesia nunca ha buscado sustituir la fe por la evidencia, aun así, existen estudiosos que han presentado datos académicos muy interesantes que vale la pena considerarlos.

Un estudio bastante sólido de la veracidad del Libro de Mormón y yo pienso, el más contundente hasta el momento, fue el descubrimiento en 1994 del lugar llamado “Nahom”.

(Mapa que muestra el lugar donde se encontró un lugar llamado Nahom, como lo dice el Libro de Mormón).

Después de haber salido de Jerusalén, Lehi y su familia, Zoram, y la familia de Ismael, que era padre de muchas hijas, que a la postre se casaron con los hijos de Lehí (1 Nefi 7:1), caminaron por muchos días en el desierto. Luego de pasar bastantes penurias, la escritura señala que Ismael murió.

Nefi escribió qué Ismael había muerto y que lo enterraron en un lugar llamado “Nahom” (En hebreo NHM). (1 Nefi 16:34).
Aquí debemos poner atención: La escritura claramente dice que el lugar ya se llamaba “Nahom”, por lo que se deduce que ese sitio ya existía antes que Lehi y su caravana llegaran a ese lugar,

Cierto día, en esta época contemporánea, el Arqueólogo Ross T. Christensen notó el nombre Nehm en el mapa de 1763 de Carsten Niebuhr de Arabia. Dicho hallazgo se publicó en la revista De la Iglesia llamada Ensign el mes de agosto de 1978.

Esta nota académica llamó poderosamente la atención de Warren Ashton, investigador independiente de nuestra iglesia, nacido en Australia.

El hizo recorridos en Arabia Meridional, siguiendo las instrucciones antes mencionadas y además siguió el recorrido que Lehí describió en el Libro de Mormón y efectivamente, encontró un lugar llamado NEHEM, construido en el año 600 antes de .C. aproximadamente.

Ashton encontró un sitio arqueológico donde trabajaba una expedición arqueológica alemana y ellos le enseñaron tres altares que desenterraron en 1988, estos estaban en medio de las ruinas del templo de Bar’an cerca de Marib, en el actual país de Yemen.

Al investigar detenidamente los altares, descubrió que allí estaban inscritas las palabras NHM, que significa Nahom.

El hallazgo de Nahóm es hasta la fecha, la evidencia arqueológica más poderosa de la veracidad del Libro de Mormón, pues no pudo ser un invento del profeta José Smith, ya que en su época nada se sabía de un lugar llamado así.

En efecto, Nahom es el lugar que el Libro de Mormón señala como el sitio donde fue enterrado Ismael. La escritura señala que el nombre ya estaba establecido pues dice lo siguiente:

“Y aconteció que murió Ismael y fue enterrado en el lugar llamado Nahom”.

Ashton encontró tres antiguos altares en un sitio arqueológico en la península arábiga, específicamente en el país de Yémen, dichos altares llevan las letras NIHIM, que es una variante de la palabra NAHOM.

(Altar encontrado en Yémen por Warren Ashton. Tiene las letras NHM en árabe antiguo, que significa Nahom).

Como los altares están fechados entre los años 700 a 600 antes de Cristo, es muy seguro que ese sitio, sea el mismo Nahom que describe el Libro de Mormón.

Pero ahora hay un nuevo estudio que aparte de ser sumamente importante por si solo, viene a reforzar el descubrimiento del lugar llamado Nahom.
Se trata de una investigación del académico Neal rapelay Rappleye, llamada “Un Ismael enterrado cerca de Nahom”.

De verdad que este descubrimiento se convertirá en una evidencia bastante sólida de lo descrito en el Libro de Mormón.

Es un estudio que Neal Rappleye hizo respecto a una publicación del Museo Nacional de Sanaʿa en 2008, acerca de unas 400 estelas funerarias, talladas toscamente que fueron recuperadas en Wadi Al Jawf. Encontró que dichas estelas tienen tallados de manera brusca, rasgos faciales, y que estas piedras se colocaban en el lugar donde enterraban al difunto. En otras palabras, eran estatuillas funerarias que contenían su nombre y su rostro dibujado. Esta era una costumbre arábiga antigua.

Rappleye estudio específicamente la estela llamada YM27966 publicada por el Museo Nacional de Sanaʿa, recuperada del lugar llamado Wadi Al Jawf, que significa Valle de Jawf. Mide 30 centímetros de alto por 12.5 de ancho la cual tiene un nombre grabado en la parte inferior.

(Estela funeraria YM27966 que lleva el nombre YsML, equivalente al nombre hebreo Ismael. Siglo sexto antes de Cristo).

El nombre traducido dice Ismael, que es el mismo nombre de la persona que con su familia, se unió a la caravana de Lehi para ir a la Tierra Prometida,
El nombre Yasmail, es la forma que en Arabia del sur se escribía Ismael, que tiene origen hebreo. Tanto Yasmail como Ismael, tienen el mismo significado: “Dios escucha” o “Dios ha escuchado”.

El nombre es “Yasmail” (Yasmaʿʾīl), y dicha estela o estatuilla está fechada entre los años 600 y 500 antes de Cristo, es decir, en la misma época en que el Libro de Mormón registra la muerte de Ismael.

(El nombre Yasmail [Ismael] en escritura antigua del sur de Arabia).

Desafortunadamente, la estela o estatuilla, tema central de este estudio, fue saqueada y encontrada fuera de su sitio original, aun así se puede tener una idea aproximada de su procedencia, porque otras estelas similares fueron halladas en su lugar de origen y ese sitio corresponde al área donde se halló Nahom.

(Otra estatuilla encontrada en Wadi Al Jawf, similar a la que dice "Yasmail").

Una hipótesis del porqué el nombre de Ismael estuvo tallado en una piedra que se colocaba donde estaba el difunto, es porque se cree que la familia de Lehi y sus acompañantes, aprendieron prácticas de enterramiento locales durante su caravana.

Pues no olvidemos que desde la salida de Jerusalén hasta la muerte de Ismael, habían transcurrido 8 años aproximadamente. Tiempo suficiente para aprender palabras básicas del idioma de Arabia del Sur.

Otra hipótesis del porque se encontró una estela con el nombre de Ismael, es la que se refiere a que tal vez, la familia de Lehi, haya contratado la mano de obra de un tallador de piedra local, de la tribu Nihm, para ponerla en la tumba de Ismael.

La probabilidad radica en que posiblemente la familia de Lehi pudo haber aprendido algunos idiomas del sur de Arabia.

En Resumen, no tenemos suficiente evidencia de que la estela funeraria, con el nombre tallado de Yasmail, sea la que se refiere al Ismael, enterrado en el desierto como está escrito en el Libro de Mormón.

Pero si podemos decir que hubo un Ismael enterrado cerca de la región tribal Nihm, específicamente en Nahom, alrededor del año 600 antes de Cristo.

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

ESTRATEGIAS MILITARES DEL LIBRO DE MORMÓN

Piernas descubiertas.

En el Libro de Mormón se encuentra un versículo muy interesante referente a la guerra. Generalmente lo pasmos por alto pero hoy vamos a leerlo detenidamente. Se trata del Libro de Alma 49:24 donde dice lo siguiente: 

Hubo unos cincuenta que fueron heridos, los cuales habían estado expuestos a las flechas de los lamanitas en la entrada, pero los protegieron sus escudos, y sus petos, y sus cascos, de modo que solo recibieron heridas en las piernas, muy graves muchas de ellas.

Alma 49:40

Amalickíah junto con el ejército lamanita habían intentado atacar unas ciudades nefitas, pero por la buena estrategia de Moroni, no lo habían logrado. En la escritura anterior hace énfasis que los guerreros nefitas habían ganado, porque usaron escudos, petos y cascos, sin embargo, fueron heridos en las piernas.

¡Este es el punto que deseo resaltar!. ¿Porque fueron heridos en las piernas?, la respuesta es sencilla; porque en esa parte del cuerpo, los guerreros nefitas no se cubrían.

En Éter 15:15 también se menciona que, al igual que los nefitas, los jareditas también se protegían con escudos, petos y cascos, lo que les cubría el dorso y la cabeza, pero sin que lo mencione la escritura, suponemos que tampoco se cubrían las piernas. Una razón natural para no cubrirse las piernas, pudo ser para tener mayor agilidad, incluso para mantenerse más fresco.
(Fig 1. Heridas en las piernas de los nefitas).

Los españoles en la conquista de México, usaron botas largas para cubrir sus piernas, costumbre diferente a los guerreros mesoamericanos.
Este detalle es muy interesante porque tiene una tremenda coincidencia con las costumbres de los mayas, teotihuacanos, aztecas, etc, pues los guerreros de las mencionadas culturas, ante la guerra, se preparaban con sus armas y sus protecciones corporales, pero un detalle importante; también llevaban descubiertas sus piernas. (Fig. 2).

(Fig. 2. Uniforme de guerrero español en la época de la conquista).

En el anterior dibujo, pueden observar cómo están cubiertos totalmente, cosa diferente a los guerreros mesoamericanos.

Este detalle de traer las piernas desprotegidas, tanto nefitas y lamanita como pueblos mesoamericanos, mas otros estudios que he presentado anteriormente nos da la posibilidad de pensar que las culturas del Libro de Mormón se integraron a las culturas mesoamericanas.

 

Ropa gruesa de guerra.

Ahora vamos a ver otro tipo de trajes defensivos, utilizados en las batallas entre los pueblos de Mesoamérica (Fig 3).

Vean esta imagen (Fig. 3), que muestra por otro lado, como este tipo de guerreros se cubrían su dorso con ropa gruesa. Este punto es coincidente porque en el Libro de Mormón tenemos una escritura que hace referencia a que algunos nefitas, también usaban ropa gruesa para sus peleas. Vean lo que dice la escritura:

Y cuando los ejércitos de los lamanitas vieron que el pueblo de Nefi, o que Moroni, había preparado a su gente con petos y con broqueles, sí, y con escudos también para protegerse la cabeza, y también estaban vestidos con ropa gruesa

Alma 43:19
(Fig. 3 Reproducción de un chaleco de algodón grueso de guerra azteca.)

Viendo los uniformes y los instrumentos de guerra que utilizaron los aztecas, los mayas, los teotihuacanos, y en caso que los eventos del Texto Sagrado se haya desarrollado aquí, es como más o menos podemos tener una idea, de cómo estaban vestidos los ejércitos que se mencionan en el Libro de Mormón.

 

Brazos cortados.

Siguiendo con las similitudes, tenemos que, en las guerras de Mesoamérica, era común que los vencedores de una batalla cortaran el brazo de un rival caído, esto simbolizaba el trofeo de la victoria. Fue una costumbre muy arraigada entre las culturas prehispánicas.

Pues bien, el Libro de Mormón, también relata la misma costumbre bélica. Este escrito así:

… sí, porque partieron en dos muchos de sus cascos, y atravesaron muchos de sus petos, y a muchos les cortaron los brazos; y de este modo fue como los lamanitas atacaron en su furiosa ira

Alma 43:44

Vemos cómo las culturas prehispánicas, y en las culturas del Libro de Mormón, también les cortaban los brazos a sus enemigos. Las costumbres de guerra en ambos lados eran iguales (Figura 4 y 5.Figura. Izquierda pintura de Diego Rivera. Derecha Estela 25 de Izapa Chiapas).

Se observa una representación de la cultura azteca. Un guerrero ofrece una mano a una mujer. Derecha, se observa un personaje que con su mano derecha izquierda sostiene un estandarte pero la mano izquierda no la tiene.

Cuadrillas de 10,000 soldados.

Otra similitud de las costumbres de guerra entre el Libro de Mormón y las culturas de Mesoamérica, la encontramos en el relato del cronista Bernal Díaz del Castillo, cuando los españoles se enfrentaron a los Tlaxcaltecas.

Escribió que los tlaxcaltecas organizaban a sus ejércitos en grupos de 10,000.

Aquí la narración: “…venían diez mil, y de la parte de otro gran cacique que se decía Mase-escaci, otros diez mil, y de otro gran principal, que se decía Chichimecatecle, otros tantos, y de la parte de otro cacique, señor de Tepeyanco, que se decía Teca-paneca, otros diez mil”.

Lo interesante de la crónica anterior es que, increíblemente, de la misma forma que se organizaba el ejército tlaxcalteca, los nefitas también lo hacían igual. Lo dice el Libro de Mormón:

Y he aquí, los diez mil de Gidgiddona habían caído, y él en medio de ellos. Y había caído Lámah con sus diez mil; y Gilgal había caído con sus diez mil; y Límhah había caído con sus diez mil...

Mormón 6:13,14

Conocer el tipo de atuendos militares y las estrategas militares para la guerra en épocas antiguas es muy atractivo, pero sin duda alguna, lo más preciado del Libro de Mormón es su aplicación espiritual.

Podríamos preguntarnos porqué hay tantas batallas en un Libro Sagrado?…

La respuesta está en el mismo Libro, solo hay que meditarlo. podemos ver claramente que los nefitas se arropaban, se cubrían su cuerpo y se armaban con escudos y lanzas, arcos y flechas, ante el ataque del enemigo…

Lo mismo se espera que hagamos nosotros ante los ataque del enemigo o de la adversidad: Debemos protegernos con los escudos espirituales, arroparnos de lleno con el evangelio y usar las herramientas de la fe, oración y ayuno.

En Alma 53: 20 se menciona que los nefitas salían victoriosos gracias a su fidelidad a Dios.

Resumen.

Los atuendos y estrategias militares en las culturas mesoamericanas y las del Libro de Mormón fueron similares.

Vimos que los nefitas usaban vestimentas de guerra cortas, sin cubrir las piernas,

lo mismo sucedió con los aztecas pues también usaron ropas de guerra similares.

También vimos tanto los nefitas del Libro de Mormón como los aztecas de la época prehispánica, usaron ropa de guerra gruesa.

Y por último vimos que la estrategia militar de atacar al enemigo era similar entre los nefitas y los pueblos mesoamericanos, pues ambos se organizaron en cuadrillas de 10,000 soldados.

Las similitudes en la vestimenta y las estrategias militares fueron muy evidentes. Esto nos permite pensar que tal ves los nefitas y lamanitas se desarrollaron en Mesoamérica. Nada se puede asegurar por el momento, vamos a seguir esperando.

FUENTES

Bernal Díaz del Castillo (Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, 1983)
Pág. 111. 

Bruce E. Yerman (1980). Ammon and the Mesoamerican Custom of Smiting off Arms.Journal The book of Mormon Studies.Vo. 8 No. 1,

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

¿EN DÓNDE ESTÁ CUMORAH?

En relación con la pregunta, ¿Dónde está el Cerro de Cumorah?, por mucho tiempo ha existido confusión en algunos lectores del Libro de Mormón.
Algunos creen que Cumorah está donde el profeta José Smith desenterró las planchas sagradas, otros creen que no es así, dicen que es donde se llevaron a cabo dos guerras mencionadas en el Libro de Mormón.

El Libro de Mormón narra una historia relacionada a un importante cerro con dos nombres, en dos eventos diferentes: Rama y Cumorah.

Batalla Jaredita.
El primer evento importantes tiene que ver con una batalla en la época jaredita, antes del año 600 antes de Cristo.
Se dice que en esa batalla murieron millones de Jareditas en un lugar llamado “Rama”.

Batalla Nefita.
El segundo suceso tiene que ver con otra batalla, esta vez los nefitas contra los lamanitas en el año 385 d.C. El profeta Mormón padre de Moroni, encabezó al ejército nefita en una batalla que libraron contra los lamanitas.
La crueldad de la batalla acabó con un triste final en donde solo quedaron vivos 24 nefitas de su ejército que era de 230,000 guerreros. Los lamanitas los vencieron.

Ambos sucesos o batallas, sucedieron en el mismo cerro.
Como dato interesante debemos recordar que al otro lado del mundo, en Jerusalén, también hubo un cerro llamado “Ramá”, Ese cerro tuvo el mismo nombre que el de los jareditas, incluso está citado en el Biblia en 2 Samuel: 19-22.
Siguiendo con el tema del cerro Rama/Cumorah, Moroni relató que en ese mismo cerro, su padre Mormón, había ocultado los anales que eran sagrados para los fines del Señor.
Es decir, en un cerro con dos nombres: Rama llamado por los jareditas y Cumorah por los nefitas, se llevaron a cabo tres eventos importantes:

  1. Una batalla entre los jareditas antes del año 600 antes de Cristo.
  2. La batalla final entre Nefitas contra lamanitas en el año 385 d.C.
  3. El enterramiento de algunas planchas sagradas por medio de Mormón en el año 385 d.C.

En efecto, en el cerro de Cumorah, Mormón escondió todos las planchas que El Señor le había confiado. Pero unas pocas las entregó a su hijo Moroni, quien 36 años después añadió algunos escritos mas. Esas planchas fueron a la larga El Libro de Mormón, y fueron enterradas muy lejos del cerro de las batallas mencionadas.
Para tener una idea de donde está Cumorah, iniciemos con su posible significado.
Ha sido muy difícil saber su traducción, pero el maestro Adán Rocha ha propuesto que la palabra se puede deletrear así en hebreo:
Qum= significa “Levantarse”
Mor= significa “De luz”
Ra (mah)= significa “Meseta”
Cumorah= significa “La meseta que se levanta en la luz”.

(Cerro Pajapán).

Ahora bien que características topográficas y geográficas debe tener el Cerro de Cumorah?.
El Libro de Mormón señala que el cerro debe tener las siguientes características:

  • Debe estar en una región de “muchas aguas, ríos, y fuentes.
  • Debe estar cerca de una costa.
  • Debe ser grande, tanto como para alcanzar a ver miles de cuerpos.
  • Debe estar en una zona volcánica.
  • El cerro debe ser un referente muy conocido y significativo.
  • Debe haber vestigios de dos lenguajes.
  • Debe haber talleres de armas de obsidiana.
Cerro Pajapán.
cerro Vigia

Ahora bien, la mayoría de los estudiosos del Libro de Mormón ubican a Mesoamérica como el área cultural donde se llevaron a cabo, los eventos del Sagrado Libro, con este supuesto, el cerro de Cumorah, debió estar en esta Área Cultural, no en otra.
Asi que hay dos propuestas para localizar a Cumorah en Mesoamérica; la primera dada a conocer por Palmer y otros investigadores SUD muy profesionales. Me refiero al “Cerro Vigía”. Se encuentra en la zona olmeca, cerca de una población llamada San Andrés Tuxtla.
El otro lugar es “Pajapan”, es una propuesta relativamente nueva y poco conocida, se propuso este lugar porque desde la cima se logra ver el mar, porque abajo hay un valle, porque hay culturas del tiempo de los jareditas y de los nefitas, porque hay dos idiomas en el lugar, porque está en un lugar cercano a la fabricación de obsidiana etc, etc.

El cerro de Nueva York.
Ahora bien, a mas de 1,000 kms. de distancia de lo que fue Mesoamérica, en 1823, Moroni, el profeta que escondió las planchas cuando estaba vivo, alrededor del año 421 d.C. apareció resucitado a José Smith en su casa de Estados Unidos, y le dijo que muy cerca de su hogar estaban enterradas unas planchas que pronto las podría sacar.

Colina en Manchester, Nueva York, donde José Smith encontró las planchas

José Smith escribió lo siguiente: “Cerca de la aldea de Manchester, Condado de Ontario, Estado de Nueva York, se levanta una colina de tamaño regular, y la mas elevada de todas las de la comarca. Por el costado occidental del cerro, no lejos de la cima, debajo de una piedra de buen tamaño, yacían las planchas, depositadas en una caja de piedra…” (el testimonio del Profeta José Smith, L.M.)
Del anterior escrito, podemos ver que José Smith, no mencionó que el cerro se llamara Cumorah. ¿Por qué razón?, porque no se llamaba así, el nombre se lo pusieron después como un simbolismo o como una conmemoración, incluso por alguna otra razón, pero no se trata del cerro Rama de los jareditas ni el Cumorah de los nefitas.
Entonces en la Restauración del evangelio, ¿quién empezó a hablar de Cumorah en Nueva York, donde el profeta José Smith desenterró las planchas sagradas?
Parece ser que fue Oliverio Cowdery, quien parece haber sido el primero que llamó “Cumorah” al cerro de Nueva York (Cowdery, 1835). Y tampoco sabemos la verdadera razón.
Sabemos que, desde la época de la restauración, al igual que muchos miembros de la iglesia, algunas autoridades generales han dado su opinión respecto a la verdadera ubicación del cerro de Cumorah. Pero como dije anteriormente, aun nadie sabe con exactitud su localización.
En resumen, he señalado porque es difícil de aceptar que el cerro de Manchester Nueva York, donde José Smith encontró las planchas fue Cumorah.
Ese nombre le dieron en la época de la “Restauración”, tal vez como símbolo de un lugar sagrado.

Cerro Pajapán visto desde el mar

Hubo un cerro de Cumorah, eso es irrefutable, está escrito en el Libro de Mormón. En dicho lugar hubo batallas entre jareditas y siglos después, la batalla final entre nefitas y lamanitas.
Varios autores propusieron a Mesoamérica como un lugar donde puede estar Cumorah.
Hay dos propuestas importantes que podrían calificar para ser el cerro Cumorah, uno es el “Cerro del Vigia”, el cual esta en una zona cultural olmeca y la otra propuesta, la mas reciente, es el cerro de “Pajapan”, también en zona olmeca, pero son solo propuestas, aún nadie lo sabe, vamos a esperar.
Poco a poco, la verdad saldrá a la luz.

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES