Central del Libro de Mormón

Fundación sin fines de lucro

Hablando de Geografía del Libro de Mormón, pocos saben que en el Texto Sagrado, se mencionan 4 mares: Mar del Norte, Mar del Sur, Mar del Este y Mar del Oeste. Los mayas también conocían 4 mares en el mundo en donde se envolvían, y como dije arriba,  el Libro de Mormón narra de 4 mares, coinciden tanto en los puntos cardinales como en los 4 mares.

Los mayas le llamaron “Piscina o Estanque de fuego a la salida del sol por el Este de Mesoamérica, por las costas de Belice, Guatemala y México. Este conocimiento maya respecto al Este Mesoamericano es muy importante dado que permite comparar las direcciones del Libro de Mormón.

Ningún lugar maya estaba a más de 260 kilómetros del océano abierto. Esto quiere decir que el mundo maya sabía que prácticamente estaban rodeados por agua. El mar tenía una importancia preponderante en los mayas, más de lo que pensábamos antes.

Igualmente, los nefitas también tenían el mar como un elemento preponderante en su vida diaria. Por ejemplo, en el Libro de Mormón, la palabra agua y aguas están 123 veces.
 
  • La palabra mar 81 veces.
  • La palabra profundidades 30 veces.
  • Las palabras “orillas de mar” 24 veces.
  • La palabra isla o islas 11 veces.
  • Orilla 2 veces.
  • Ballena 2 veces.
  • Playa 1 vez
Con este ejemplo vemos que, tanto los mayas como los pueblos del Libro de Mormón estaban muy familiarizados con el mar. Estas evidencias ayudan mucho a probar que es muy posible que las Tierras del Libro de Mormón, estuvieron en la región de Mesoamérica.
También hay evidencia histórica de que los mayas sabían que sus antepasados vinieron del otro lado del mar. Por ejemplo un documento quiché llamado “El Título de Ilucab”, del año mil quinientos noventa y dos después de Cristo  dice: “Son trece grupos que vinieron sobre el mar cuando trajeron cargando sus ídolos allá de Egipto”. Carmack, R. & Mondloch, J (June 12, 2021).
Otro Libro que habla  de que los ancestros de los mayas venían del otro lado del océano es el llamado “Popol Vuh”.
También el Padre Diego de Landa escribió que los indígenas “han escuchado de sus antepasados que esta tierra fue ocupada por una raza de personas que vinieron de Oriente” 
 
Cronistas españoles como Fray Ramón Ordóñez y el Obispo Núñez de la Vega, narran la leyenda de un personaje llamado Votán, que según esto, llegó del otro lado del mar a Yucatán en el año 1,000 antes de Cristo.
 
En similitud a lo anterior, El Libro de Mormón narra de 3 migraciones que igualmente, vinieron del otro lado del mar: Lehí y su familia, los Mulekitas y los Jareditas.
Ambos pueblos: Los mayas y los del Libro de Mormón dicen que su origen es “del otro lado del mar”.
También el Padre Diego de Landa escribió que los indígenas “han escuchado de sus antepasados que esta tierra fue ocupada por una raza de personas que vinieron de Oriente” 
 
Cronistas españoles como Fray Ramón Ordóñez y el Obispo Núñez de la Vega, narran la leyenda de un personaje llamado Votán, que según esto, llegó del otro lado del mar a Yucatán en el año 1,000 antes de Cristo.
 
En similitud a lo anterior, El Libro de Mormón narra de 3 migraciones que igualmente, vinieron del otro lado del mar: Lehí y su familia, los Mulekitas y los Jareditas.
Ambos pueblos: Los mayas y los del Libro de Mormón dicen que su origen es “del otro lado del mar”.
Pues bien, también el Libro de Mormón menciona la palabra “partes”, refiriéndose a una porción de la Tierra, incluso esa palabra está escrita 14 veces en el Sagrado Libro.
 
Aquí tenemos otra escritura que habla de las “Partes”:

Y otra vez empezó a haber mucha paz en el país; y la gente comenzó a ser muy numerosa y a esparcirse sobre la superficie de la tierra, sí, hacia el norte y hacia el sur, al este y al oeste, edificando grandes ciudades y aldeas en todas partes de la tierra

(Mosíah 27:6)
Como resumen podemos entender que los pueblos del Libro de Mormón y los Mayas, conocían los cuatro mares. Ambos grupos tenían los mismos puntos cardinales, por eso podemos darnos cuenta que dichos puntos cardinales son los mismos. También es muy importante reconocer que ambos pueblos concibieron “su tierra”, como rodeada de agua.

Y por último los mayas reconocían que “su tierra” estaba formada en cuatro partes. En una coincidencia increíble, El libro de Mormón, también menciona que los protagonistas del mencionado Libro, también se referían a la Tierra como compuesta “en partes”.

FUENTES

Carmack, R. & Mondloch, J (June 12, 2021), EL TÍTULO DE ILOCAB Texto, traducción y análisis. [Web post], Recuperado de: https://revistas-filologicas.unam.mx/tlalocan/index.php/tl/article/viewFile/106/106
 
 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *