Central del Libro de Mormón

Fundación sin fines de lucro

…todos los planetas que se mueven en su orden regular testifican que hay un Creador Supremo

(Alma 30:44)

En el año 74 antes de Cristo, el profeta Alma dio un declaración contundente a un hombre que no creía en Dios. Dentro de un diálogo que tuvo con el anticristo llamado Korihor, declaró que los planetas se “movían” en su orden regular.

En el afán de convencer al incrédulo, de que Dios existía, Alma le dijo que una de las señales de la existencia de Dios era “… la tierra  y todo cuanto hay sobre ella, sí, y su movimiento, si, y también todos los planetas que se mueven en su orden regular testifican que hay un Creador Supremo” (Alma 30: 44).

(Pintura de Elizandro de los Ángeles. "Ante tí, la evidencia").

La anterior declaración está muy clara, Alma utilizó conocimiento astronómico de su época para convencer al incrédulo Korihor de que Dios existía y estaba presente en todos lados. De forma colateral, Alma nos deja entrever  que los nefitas tenían un conocimiento astronómico bastante adelantado.

Lo mas sorprendente de la narración es la fecha en que se dio la declaración; 74 años antes de Cristo. Coincidentemente el conocimiento de los movimientos de los astros fue muy conocido en Mesoamérica desde el Preclásico (2,000 a.C.). Los olmecas construyeron estructuras ceremoniales utilizando la astronomía, los mayas tenían cálculos de los ciclos planetarios, específicamente de Venus. Los teotihuacanos eran expertos en el conocimiento del cielo y las estaciones, pues el trazo de su ciudad fue de Norte a Sur y su pirámide principal, la del Sol, de Este a Oeste. Los aztecas recopilando el conocimiento ancestral de las culturas anteriores, conservaron sus 3 calendarios (solar, ritual, lunar), de manera vigente.

TRONO 1 DE P NEGRAS EDIT
(Trono 1 de Piedras Negras Guatemala. Es de orígen maya, tiene respaldo, es de piedra y está tallado exquisitamente).

Por otro lado, en el Libro de Mormón hay una historia que habla de lo que representó el trono en épocas antiguas. Es muy interesante porque está relacionada con el poder y los lujos extravagantes. 

En el año 160 a. C. aprox., un rey malvado llamado Noé se dedicó a explotar a los pueblos contiguos, imponiendo cargas tributarias muy pesadas, era idólatra, tenía concubinas y hacía toda clase de males. 

En un versículo que vamos a leer mas abajo, dice que dicho rey construyó edificios elegantes, adornados con maderas finas y con metales como el oro, plata, hierro,  bronce, etc., pero lo interesante del tema es que hay un versículo que habla de que Noé construyó un edificio donde puso un trono enmedio. Dicho trono estaba decorado con maderas finas y metales preciosos; oro, plata y cosas preciosas.

Resulta bastante interesante encontrar detalles en el Libro de Mormón, de tronos decorados con exageración, tal como se encontraron en Mesoamérica.

Aquí la escritura que habla de lo comentado:  

Y también edificó para sí un amplio palacio, y un trono en medio, todo lo cual era de madera fina, y estaba adornado de oro y plata y cosas preciosas

(Mosíah 11:19)
(Representación maya de un rey o Halach Huinic sentado en su trono).

Por otro lado, muchos años antes de los acontecimientos del rey Noé, hubo una historia que les relato brevemente a fin de relacionarla con el uso de los tronos:

Jared había sido puesto como rey  de su pueblo. Akish, su yerno siendo hombre despiadado, juntó a su gente y a través de combinaciones secretas, planeo quitarle la vida a su suegro. Éste se hallaba dando audiencia “sentado en su trono”, cuando apareció el asesino Akish y le cortaron la garganta.

Aparte de ser un relato terrible llevado a cabo por dinero y poder, lo sobresaliente para nuestro tema es que el Libro de Mormón señala que el rey utilizaba el trono para que desde ahí atendiera los asuntos del pueblo. Si ponemos atención al versículo, leemos que dice que mataron a Jared “mientras estaba sentado en el trono”, lo cual refuerza la costumbre mesoamericana de que los tronos eran para que el rey se sentara y administrara.

Aquí la escritura:

5 Y sucedió que Akish procuró quitarle la vida a su suegro; y se dirigió a aquellos a quienes había juramentado con el juramento de los antiguos, y le cortaron la cabeza a su suegro mientras se hallaba sentado sobre su trono dando audiencia a su pueblo.
6 Porque tan grande había sido la diseminación de esta inicua y secreta sociedad, que había corrompido el corazón de todo el pueblo; de modo que Jared fue asesinado sobre su trono, y Akish reinó en su lugar.

(Éter 9)

En Eter 10:6 se destaca que los tronos que elaboraban los jareditas en el año 2,000 a.C. generalmente eran hechos por gobernantes malos, que como característica principal, adornaban excesivamente sus tronos para simbolizar poder y riqueza de los reyes en turno. Igual pasó en Mesoamérica donde se han hallado tronos excesivamente decorados o tallados en piedra de forma admirable. 

Y se edificó un trono extremadamente hermoso; y construyó muchas prisiones, y a los que no querían sujetarse a los tributos, los echaba en la prisión; y a quienes no podían pagar tributos, los encerraba en la prisión; y hacía que trabajarán continuamente para su sostén; y al que se negaba a trabajar, hacía que lo mataran

(Éter 10:6)
(Representación maya de un trono. El Halach Huinic ataviado con ropa de dignatario, está sentado y tiene dos cabezas de dioses en ambos lados).

Es muy evidente que los “tronos” de Mesoamérica y los “tronos” que se narran en el Sagrado Libro son temas que esencialmente tratan lo mismo, es decir que las características de manufactura, el uso similar, los años en que se usaron y varios detalles mas, nos hacen pensar que estamos hablando de un increíble paralelismo. Por supuesto que no solo por esta razón estoy diciendo que el Libro de Mormón se llevó  cabo en Mesoamérica. Ya hay bastantes costumbres, registros y otros parecidos entre ambos, y aunque haya muchos estudios de paralelismo entre Mesoamérica y el Texto Sagrado, aún vamos a esperar y ser pacientes, porque creo que pronto saldrán estudios que nos ayudarán a saber que los hechos del Libro de Mormón, se llevaron a cabo en Mesoamérica.

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *