Central del Libro de Mormón

Fundación sin fines de lucro

Es muy interesante toda la vida, la obra, las anécdotas y los viajes de Cristóbal Colón a América.
Lo más sobresaliente a mi manera de pensar, es la autobiografía de Cristóbal Colón. Tiene cosas de su vida que me impresionaron bastante (Cristóbal Colón, el Quijote del Océano). Sin embargo, para el presente artículo, también me parece importante analizar sus Reportes de Viajes a los Reyes Católicos.

Explicaré una narración del propio Colón, respecto a la descripción de las personas de piel blanca que encontró en su tercer viaje a América:
Cristóbal Colón salió de Sanlúcar de Barrameda, provincia de Cádiz, España en 30 de mayo de 1498. En este viaje llegó al norte de Venezuela donde informó a los Reyes Católicos de España que había encontrado personas de piel blanca, unos más blancos que otros. Aquí el informe de Colón:
“A esta punta la llamé del Arenal [hoy punta de Icacos]…. Al día siguiente vino del Oriente una gran canoa con 24 hombres, todos mancebos, muy ataviados y armados de arcos, flechas y escudos, de buena figura y no negros, sino más blancos que los otros que he visto en las Indias, de lindos gestos y hermosos cuerpos, con los cabellos cortados al uso de Castilla. Traían la cabeza atada con un pañuelo de algodón tejido a labores y colores tan finos, que yo creí eran de gasa. Traían otro de estos pañuelos ceñido a la cintura y se cubrían con él en lugares, más yo les mandaba a hacer señas de acercarse. En esto se pasaron más de dos horas; si se de taparrabo”. (negritas agregadas). (Tercer viaje a las Indias. Otra carta de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos. 1498).

Mapa de 1491 creado por Henricus Martellus. Posiblemente Colón utilizó una copia de este mapa en su primer viaje a América.

 

Mapa de 1491 creado por Henricus Martellus. Posiblemente Colón utilizó una copia de este mapa en su primer viaje a América.
Nos damos cuenta de que lo que llamó la atención de Colón, fue que había habitantes de piel blanca en América. Unos más que otros.
“Esta gente, como ya dije, son todos de muy linda estatura, altos de cuerpo y de lindos gestos, de cabellos largos y lacios, y traen las cabezas atadas con unos pañuelos labrados, como ya dije, hermosos, que parecen de lejos de seda y gasa; traen otro más largo ceñido a manera de taparrabo, tanto los hombres como las mujeres. El color de esta gente es más blanco que otros que he visto en las Indias”. (negritas agregadas). (Tercer viaje a las Indias. Otra carta de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos. 1498).
En el Libro de Mormón, se señala que en cierto momento de la historia nefita, la piel oscura era la señal para distinguir a los nefitas de los lamanitas. Cuando esa característica ya no fue necesaria, entonces no hubo necesidad de colores diferentes de piel. Las personas entonces se distinguían por buenas y malas, no por ser claras y oscuras.
Sólo a un grupo de personas les fue cambiado el color de su piel: a todas las personas buenas entre los nefitas y lamanitas que se habían unido contra la banda secreta de los ladrones de Gadiantón.
La maldición y la señal fueron quitadas a los lamanitas.
“Y les fue quitada su maldición, y su piel se tornó blanca como la de los nefitas;
y sus jóvenes varones y sus hijas llegaron a ser sumamente bellos, y fueron contados entre los nefitas, y fueron llamados nefitas. Y así concluyó el año trece” (negritas agregadas). (3 Nefi 2:15-16).
Siguiendo con la parte central del encuentro de personas de piel blanca con Cristóbal Colón. También Miguel León Portilla narra en su Libro “La Visión de los Vencidos”, que Hernán Cortés también se sorprendió al encontrar personas de piel blanca entre los aztecas:
“Y también se apoderan, escogen entre las mujeres, las blancas, las de piel trigueña, las de trigueño cuerpo. Y algunas mujeres a la hora del saqueo, se untaron de lodo la cara y se pusieron como ropa andrajos. Hilachas por faldellín, hilachas como camisa. Todo era harapos lo que se vistieron”. (La visión de los Vencidos. Miguel León Portillo. Cap. XII, Rendición de Tenochtitlán). (negritas agregadas).
El anterior estudio, nos ayuda a comprender que no podemos creer que este continente estuvo habitado solo por personas morenas antes del “Descubrimiento de América”, sino como lo dice bien el Libro de Mormón, o como lo narra Colón y Cortés, y otros exploradores mas, las personas eran diferentes en los tonos de su piel.
Hablando específicamente de nuestra religión, debemos aclarar que las personas eran morenas y blancas no solo por lo que menciona el Libro de Mormón. América ya estaba poblado por miles de personas a la llegada de los nefitas a este continente. No fueron ellos los colonizadores. El Libro de Mormón, narra solo la historia de este pueblo (nefita), porque ellos llevaron el mensaje principal, pero eso no indica que fueron los primeros o los únicos que llegaron a este continente, sino mas bien, fueron de los muchos que llegaron a estas tierras sagradas, antes de la llegada española.
Colón mencionó gente de piel blanca en América, también lo hizo Cortés.
Respecto a grupos que vinieron del Viejo Mundo, como ya mencioné, el Libro de Mormón habla de los jareditas que vinieron en el 2,000 a.C. aproximadamente, y los nefitas y mulekitas por el 600 a.C. Todos estos grupos eran de piel diferente a la de la mayoría de los pueblos originarios de Mesoamérica.
Entonces en resumen podemos decir que no fueron los españoles los primeros “blancos” en llegar al continente americano. No podemos olvidar que el alemán Alexander Von Wuthenau, en su libro “América Crisol de las Razas del Mundo”, documenta con fotografías rostros arqueológicos de muchas fisonomías y por lo tanto de muchas culturas, que llegaron a este continente antes del famoso “Descubrimiento de América”.

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *