PERSONAS DE PIEL BLANCA EN AMERICA ANTES DE LA CONQUISTA ESPAÑOLA.

Cuando estaba estudiando la carrera de Arqueología en la ENAH (Escuela Nacional de Antropología e Historia), en 1990, conocí un compañero de Bulgaria que más adelante fue mi amigo, se llama Romeo Hristov Hristov. 

De alguna manera se interesó mucho por una pieza rara que durante tiempo atrás estaba rastreando, dicha pieza es la que les presento en la fotografía. Es una cabeza con gorro, tiene barba y es una persona con rasgos de hombre blanco.

Desde que me la enseñó me pareció muy interesante. Me explicaba él, creía que la pieza podría ser una prueba de que los Romanos, o incluso vikingos, habían llegado a nuestro país antes de la llegada de los españoles a México.

Por mi parte yo le explicaba que más bien podría ser una prueba arqueológica de que antes de la conquista española, en América, específicamente en México (por la pieza encontrada en el país), habían personas de tez blanca, tal y como lo relata el Libro de Mormón. 
 
Por supuesto que le llamaba la atención “mi teoría” pero no la aceptaba porque él tenía la suya y nada le haría cambiar.
 

La cabeza de terracota o barro encontrada en Tecaxic-Calixtlahuaca, es una pieza que se encontró en México y ha sido muy controvertido su origen. Fue descubierta en 1933 en una tumba precolombina en la zona mencionada en el Valle de Toluca.

José García Payón, arqueólogo Jefe del Departamento de Arqueología del Gobierno del Estado de México, fue quien la encontró en la temporada de trabajo entre los años de 1930 y 1938 . El dirigió las primeras exploraciones científicas de la zona arqueológica de Tecaxic-Calixtlahuaca, muy cercana a la moderna ciudad de Toluca.

La cabeza, “el extraño objeto” hallado sucedió de la siguiente manera: 

“Después de remover una gruesa capa de tierra, encontramos dos pisos superpuestos separados entre sí por una capa de 20 cm. de tierra (…) Atravesamos los dos pisos y continuamos bajando, encontrando a poco el piso de la segunda época (…) lo atravesamos, y entre dicho piso y el de la primera época encontramos dos entierros por cremación con cerámica y un buen número de artefactos correspondientes al periodo Azteca-Matlazinca.”

Luego el arqueólogo describe los objetos que encontró, en relación a entierros: “Entre ellos, además de varias piezas de cerámica, dos brazaletes de concha, un pectoral del mismo material, una cuenta de azabache, cuatro cuentas de barro recubiertas por una delgada lámina de oro, cuentas de cristal de roca y una cabeza de océlotl del mismo material, una pipa, una plaquita de oro, un fragmento de tubo de cristal de roca, resto de mosaicos de turquesas, unas cabecitas de cobre, dos sellos de barro, y apareció “Una cabecita de extraña fisonomía” de 2.5 cm. de diámetro.

Romeo es Arqueólogo del Instituto de Estudios de América Latina de la Universidad de Texas en Austin, es Arqueólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México y Doctor en Arqueología Prehistórica por la Universidad de Salamanca en España y actualmente es investigador visitante del Instituto de Estudios de América Latina de la Universidad de Texas en Austin.

Puede que sea una de las pocas personas que ha intentado estudiar desde un punto de vista científico, la posibilidad de los contactos transoceánicos en tiempos prehispánicos y ha realizado un gran esfuerzo para dilucidar la veracidad del hallazgo de la cabeza romana de Calixtlahuaca.

En el año 1995 mediante la técnica de la termoluminiscencia, establece que la pieza está facturada entre el siglo IX a.C. y la mitad del siglo XIII d.C. lo que, pese al amplio margen existente, demuestra que la pieza efectivamente corresponde al periodo prehispánico de México.

El Libro de Mormón por medio de Nefi dice que había personas de piel blanca en America, se les llamaba Nefitas. 

En 2 Nefi 5:21 menciona lo siguiente:

“Y él había hecho caer la maldición sobre ellos, sí, una penosa maldición, a causa de su iniquidad. Porque he aquí, habían endurecido sus corazones contra él, de modo que se habían vuelto como un pedernal; por tanto, ya que eran blancos y sumamente bellos y deleitables, el Señor Dios hizo que los cubriera una piel de color obscuro, para que no atrajeran a los de mi pueblo”.

La investigación de mi amigo Romeo, aunque va dirigida a otro lado, ayuda mucho a corroborar el Libro de Mormón. Si tomamos como cierta la Teoría, (ya científicamente aceptada), de que hombres blancos y barbados estuvieron en América antes de los españoles, entonces lo que sabemos del tema del Sagrado Libro es cierto, porque los nefitas (que eran blancos y barbados) vinieron de Jerusalén en el año 600 a.C se establecieron, vivieron y se extendieron por el continente americano.

O bien, si la cabecita romana, objeto del presente estudio no fue nefita, sino romana, también ayuda a entender que hubo personas blancas aparte de los nefitas. Más aún, si vinieron del viejo continente, entonces supieron del Cristianismo, incluso antes de que los españoles lo trajeran al continente americano.

Finalmente, ya sea que la cabecita fuera de un romano, o que se trate de un vikingo, o bien que sea de un hombre de rasgos semíticos, sea una teoría o la otra, el estudio científico aceptó que hubo personas blancas en América antes del contacto europeo. El Libro de Mormón otra vez tuvo la razón.

FUENTES

RECURSOS RECOMENDADOS

Arqueología del Libro de Mormón | FaceBook

Arqueología del Libro de Mormón | Youtube

“Central del Libro de Mormón:


 

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES

LA PROSTITUCIÓN EN LA ÉPOCA PREHISPÁNICA.

(La ramera Isabel citada en el Libro de Mormón).
En el año 34 a.C. Alma estaba sufriendo mucho porque su hijo Coriantón se había alejado del servicio misional. Su hijo estaba en el camino equivocado. Tras cometer varios pecados había ido tras la ramera Isabel:
 
“Y esto no es todo hijo mío. Tú hiciste lo que para mi fue penoso; porque abandonaste el ministerio y te fuiste a la tierra de Sirón, en las fronteras de los lamanitas, tras la ramera Isabel”. (Alma 39:3).
 
Y es que muchos no saben que en la época prehispánica, la prostitución era una actividad muy recurrida en la sociedad. Tenemos varios documentos o códices donde se describe la prostitución en sociedades importantes como la de los aztecas.
(Mural de Diego Rivera. Palacio Nacional de la Cd. de México).
Efectivamente, la prostitución fue un oficio que se practicó a través de los siglos. En muchas ocasiones se le relaciona con el poder y el dinero. Las culturas antiguas del mundo practicaron siempre esta actividad, que incluso fue lícita.
 
En Mesoamérica se menciona que hubo varios tipos; principalmente se habla de las que brindaban su servicio por un pago determinado y por otro. Las llamaban las “ahuianime” (mujer alegre). Eran prostitutas sagradas, educadas para participar en ciertos ritos sagrados y para acompañar a guerreros sobresalientes.
Las mujeres que se dedicaban a ese oficio, se distinguían por ponerse tatuajes,  pintar su cuerpo de amarillo y los dientes color rojo.
(Entre los aztecas, las prostitutas se encontraban el los cruces de los caminos. Ellas ofrecían de beber a los hombres. Florentino 1979. Lib. X, CAP. XXVI, fol. 70r).
Hubo otros nombres para referirse a ellas:
La Maauiltia, que significa “la que se divierte”, “la que se explaya”, “la que lleva vida alegre”. (Ahuianime: Las seductoras del mundo prehispánico. Miriam López Hernández. UNAM, Abril 2011.)
 
A otras que tenían la misma actividad les llamaban Cihuacuecuech, que significa “la mujer deshonesta y desvergonzada” (Molina 2004: secc. n-e, fol. 22v). Habían las Ahuilnenqui, que significa “persona carnal y lujuriosa”. (Molina 2004: secc. n-e, fol. 9v) Vicioso, carnal, libertino (Siméon 2002: 48) Incluso en otras ocaciones les llamaban las “Ahuilnen-qui Ahuilnemi“la que vive o anda contenta”.
 
El tema de la prostitución fue generalizado en Mesoamérica, así que, partiendo del supuesto que los hechos del Libro de Mormón se hayan llevado a cabo en esta Área Cultural, encontramos una base histórica paralela, pues como ya lo vimos también, la prostitución fue una actividad común en la sociedad prehispánica.
 
Trasladando los hechos del Sagrado Libro a la citada Área Cultural, entendemos el porqué Alma estaba tan preocupado de su hijo Coriantón. El lugar era una zona cercana a Sirón, y allí, cerca de las fronteras de los lamanitas, estaba Isabel, una mujer peligrosa que seducía a los hombres y los hacía caer. La preocupación de Alma tenía fundamentos. Coriantón fue tras Isabel y por ello, provocó la tristeza de su padre. Yo creo que se trataba de una mujer muy famosa  porque Alma sabía que se llamaba Isabel. 
(Pintura: Minerva Teichert´s. La seducción a Coriantón).
El Libro de Mormón registra muchos capítulos donde, efectivamente la prostitución era conocida ampliamente en toda esa tierra. Esto nos deja entrever que aquella sociedad no era muy distinta a la nuestra en ese preciso punto.
 
Por lo mismo hay muchas escrituras previendo o condenando la prostitución, por ejemplo en Mosíah 11:14, mas o menos en el año 160-150 a.C. el malvado Rey Noé usa su poder y autoridad para hacerse de esposas y concubinas. El Libro dice que Incluso sus sacerdotes hacían lo mismo con rameras:
 
Y sucedió que entregó su corazón a sus riquezas; y pasaba el tiempo en vivir desenfrenadamente con sus esposas y sus concubinas; y también sus sacerdotes pasaban el tiempo con rameras“.
 
Por otro lado Abinadí reprende a los sacerdotes del Rey Noé por dedicarse a las riquezas y a la prostitución. Esto pasó en el año 148 a..C. aproximadamente:
 
” Y de nuevo les dijo: Si enseñáis la ley de Moisés, ¿cómo es que no la cumplís? ¿Por qué entregáis vuestros corazones a las riquezas? ¿Por qué cometéis fornicaciones y disipáis vuestro vigor con rameras, sí, y hacéis que este pueblo cometa pecado, de modo que el Señor tenga motivo para enviarme a profetizar contra este pueblo, sí, aun un gran mal contra este pueblo?”.
(Mosíah 12:29).
(Códice Florentino 1979: t, III, lib. X, cap.XV fol.39v. Muestra un idea de las prostitutas adornadas con exceso. Hay la idea de vincular las flores y el agua con ese tipo de mujeres). Véase Miriam López Hernández.
Desde hace tiempo he pensado que una de las razones de la caída o desaparición de las grandes culturas, ha sido la inmoralidad. Una nación, por más poderosa que sea, si es amoral,  llegará a la decadencia y por fin, a la destrucción. Lo he visto con imperios como los romanos, los egipcios, los babilonios, etc. He notado que el tema principal de la inmoralidad está relacionada al sexo desenfrenado.
 
A manera de resumen vemos que la prostitución mencionada en el Libro de Mormón y la que hubo en Mesoamérica es similar. No sabemos aún, si estamos hablando del mismo lugar, lo que si sabemos es que en ambos registros, los de los pueblos prehispánicos y los del Libro de Mormón, en ambos, la prostitución trajo desgracias irreparables al individuo, a sus familias y a sus naciones.

FUENTES

Miriam López Hernández. “Las transgresiones sexuales entre los nahuas prehispánicos”. 2009: pág.114-115

https://matadornetwork.com/es/las-ahuianime-las-prostitutas-sagradas-de-tenochtitlan/

http://www.scielo.org.mx/pdf/crca/v24n70/2448-8488-crca-24-70-89.pdf

OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES